El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

RESOLUCIÓN Nº 011/18

RESOLUCIÓN Nº 011/18.-

Neuquén, 19 de Junio de 2018.-

 

 

VISTO:

 

Los autos: “Consejo de la Magistratura s/ llamado a concurso para cubrir un cargo (1) de Juez de Cámara, Categoría MF2, con destino a la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral, de Minería y Familia de la I Circunscripción Judicial, con asiento de funciones en la ciudad de Neuquén (Concurso Público N° 142); y,

 

CONSIDERANDO:

 

Que en fecha 12/06/18, el postulante Luis Pablo Trani interpone sendas impugnaciones contra la calificación asignada por los Consejeros Ferrari, Sepúlveda, Béttiga, Moya, Cerda, Vega y Sagaseta en la Etapa de Antecedentes, las que obran glosada a fs. 125/126 vta.; 127/129; 130/131 vta.; 132/134; 135/136 vta.; 137/138; 139/140 vta., a las que se remite brevitatis causae.-

 

Que se corrió traslado de la impugnación hasta la Sesión Ordinaria del día de la fecha.-

 

Que, el Consejero Ferrari, al responder refiere textualmente:

“…Que se presenta el postulante Luis Pablo TRANI planteando impugnación del puntaje otorgado, consistiendo su agravio en que no advierte el motivo de la escasa puntuación – 1.60 - que se le otorga en el inciso b) del artículo 22, Ley 2533 a la Maestría en derecho y Magistratura Judicial que obtuviera el postulante.

 

“Que asimismo, impugna también el Dr. TRANI la puntuación otorgada en los incisos e) y f) del artículo 22 Ley 2533, al considerar que las mismas no se condicen con la valoración que ameritan los antecedentes acreditados.

 

“Que lo mismo sostiene en relación al inciso g) del citado artículo.

 

“Que considera que si bien este Consejero ha mencionado los criterios utilizados para calificar dichos antecedentes, he guardado para mí un margen de discrecionalidad que entiende, no se condice con la valoración que ameritan los antecedentes acreditados.

 

“Que más allá de las apreciaciones personales y conclusiones a las que arriba el postulante, la valoración efectuada, se encuentra dentro de los criterios de calificación oportunamente determinados que este Consejero ha venido aplicando y sosteniendo en los distintos concursos que se han sucedido a lo largo de su gestión.

 

“Que cabe destacar que no se ha omitido considerar la actividad desarrollada por el postulante sino que por el contrario la misma ha sido puntuada, reitero, conforme parámetros determinados y sostenidos.

 

“Que por ello, entiendo que la calificación oportunamente otorgada debe ser ratificada, lo que así resuelvo.

 

“Por lo expuesto, y en consideración a lo manifestado precedentemente, se ratifica la calificación otorgada en los incisos “e”, “f” y “g” del artículo 22, Ley 2533”.

 

   Que, en su escrito, el Consejero Sepúlvedaresponde textualmente que:Que en su primer planteo expresa: “Que con relación al Inc. b) del art. 22 de la ley 2533 que refiere a títulos de posgrado, maestrías y doctorados directamente relacionados a los requerimientos específicos del cargo, se otorgaran hasta diez (10) puntos, el sr. consejero ha asignado al suscripto un puntaje de dos (2) puntos. Si bien se explican los criterios a considerar para calificar dichos antecedentes, no sé el motivo de la escasa puntuación cuando el propio consejero menciona que asignara hasta 8 puntos por maestrías, que obviamente, deben reunir ciertos recaudos. El consejero ha cursado junto con el suscripto la Maestría en derecho y Magistratura Judicial, con lo cual conoce el grado de alta exigencia y calidad de la misma. Se encuentra acreditada por la CONEAU y estrechamente vinculada al cargo a concursar, al punto que fue declarada de interés del Tribunal Superior de Justicia. …”

 

 La ley 2533 establece en el Artículo 22 lo siguiente: “Evaluación de antecedentes. Escala de puntajes. Orden de mérito. El Consejo de la Magistratura procederá a efectuar una evaluación integral de los antecedentes de cada uno de los postulantes, otorgando hasta un máximo de cuarenta (40) puntos. La evaluación se llevará a cabo teniendo en cuenta los siguientes criterios y puntajes: “… b) Títulos de posgrado, maestrías y doctorados directamente relacionados a los requerimientos específicos del cargo, hasta diez (10) puntos. c) Títulos de posgrado, maestrías y doctorados no relacionados directamente a los requerimientos específicos del cargo, hasta cinco (5) puntos.…”

 

El criterio adoptado por este Consejero ha sido el siguiente: “…II) DOCTORADOS, MAESTRIAS Y POSTGRADOS EN GENERAL (art. 22 – incs. b’ y c’): Si bien en la ley se encuentran separados en dos incisos, al tratarse del mismo objeto de puntuación y aunque se los califique separadamente, el criterio de puntuación es similar. En principio cabría tener presente, para los primeros dos incisos (b y c), lo que ha establecido la COMISION NACIONAL DE EVALUACION Y ACREDITACION UNIVERSITARIA (CONEAU) en relación a qué debe entenderse por postgrado: especializaciones, maestrías y doctorados, a fin de discriminar de acuerdo a la categorización de las mismas una calificación diferente conforme los niveles de exigencia de horas cátedras, evaluación, etc. Para los casos en que el postgrado tuviese relación con el cargo concursado, se asignan hasta diez (10) puntos para los doctorados, hasta ocho (8) puntos  para las maestrías y hasta seis (6) puntos para las especializaciones. En caso de que no tuviesen relación con la especialidad del cargo concursado, se asignan hasta cinco (5) puntos para los doctorados, hasta tres (3) puntos para las maestrías y hasta dos (2) puntos para las especializaciones. El resto de los postgrados que no constituyan doctorados, maestrías o especializaciones, serán considerados a los efectos del inciso g’ del art. 22 de la ley orgánica. En los casos de postgrados, especializaciones, maestrías y/o doctorados que se invoquen sin acreditación de haber obtenido el título respectivo -que es el requisito legal a los efectos de la calificación-, la constancia de cursado, la aprobación parcial o total de materias, será tomada en cuenta sólo a los efectos de la calificación del inciso g’ del mismo art. 22 (cursos de perfeccionamiento profesional).”

 

En relación a este punto de impugnación, se reexaminan las actuaciones y se observa que el puntaje asignado al impugnante es el correcto. En efecto, se ha tenido en cuenta la calidad de la Maestría en Derecho y Magistratura Judicial de la Universidad Austral, al igual que las demás maestrías que ostentan los restantes concursantes. En particular al impugnante se le han asignado dos (2) puntos de un total de ocho (8), no observándose que se haya violentado la escala de puntaje permitido por la ley. En cuanto al pedido de incremento, el mismo no aparece como pertinente puesto que la queja planteada, es una postura subjetiva del concursante que impugna, puesto que para él esta maestría debería ser mejor a otras o incluso ser mejor calificada por que este consejero haya cursado la misma. El principio de igualdad, ha sido respetado en todo su esplendor, ya que a la misma maestría cursada por otro concursante (Jose Ignacio Noacco), también se le han asignado dos (2) puntos, sin que se haya reprochado esta conducta. Por lo tanto la valoración personal del puntaje, no logra derribar los argumentos vertidos en el voto que hoy se impugna, razón por la cual se mantiene y confirma el puntaje ya asignado.

 

 Es por ello que conforme a lo expuesto se rechaza el planteo efectuado por el postulante, RATIFICANDOSE los 2 puntos otorgados oportunamente.

 

  1.  Que en su segundo agravio expresa “… en relación al inc. e del art. 22 de la ley 2.533 que refiere a las publicaciones jurídicas y de investigación en el ámbito internacional o nacional, se otorgara hasta cinco (5) puntos, el sr. consejero ha asignado al suscripto un puntaje de 0.70. En el caso, la descripción que hace el sr. consejero respecto del criterio a seguir, distinguiéndose se trate de libros de autor o de coautoría o de otra publicaciones, entiendo que la acreditación de dos publicaciones, un libro en carácter de autor y otro en carácter de coautor sobre temas inherentes al cargo, en particular el primero sobre “ La Conciliación Judicial” texto de consulta de magistrados y funcionarios vinculados  a la materia, amerita y así peticiono, se eleve la puntuación otorgada por este rubro.”              
  2.           

La ley 2533 en su artículo 22, al referirse a los puntajes en este ítem, dice: “… e) Publicaciones jurídicas y de investigación en el ámbito internacional o nacional, hasta cinco (5) puntos.”

 

El criterio de interpretación adoptado por este consejero es el siguiente: “…V) PUBLICACIONES (art. 22 – inc. e): Para el caso de publicación de libros propios, hasta cinco (5) puntos tomando especialmente en consideración su relación con el cargo concursado; para el caso de participación en obras colectivas, nacionales o internacionales, hasta cuatro (4) puntos; para el caso de publicaciones en revistas especializadas de alcance nacional hasta tres  puntos y hasta dos puntos si la publicación es de alcance regional o en medio gráfico no jurídico. En medios electrónicos de carácter jurídico, hasta un punto.”

 

 La ley establece un techo en el puntaje, es decir, hasta cinco (5) puntos,  pero no establece un piso de puntaje a otorgar. Con ello, se podría asignar un puntaje indeterminado sin tener un método objetivo. Entonces,  analizando la situación, este consejero buscó establecer un criterio que sea razonable,  proporcional y objetivo, en donde se aplique un método de medición para determinar el puntaje, de lo contrario se dejaría librado todo a una interpretación con discrecionalidad absoluta de parte de quien aplique la normativa. He aquí entonces en donde,  este consejero, entiende que a través de un criterio de interpretación razonable, proporcional y objetiva se encontró un punto de equilibrio respecto de lo que dice la ley en su art. 22 – inc. e)

 

 Además, he de manifestarle al impugnante que dicha participación ha sido cabalmente valorada, tanto el libro en carácter de autor titulado “La Conciliación Judicial” y en el otro texto en cual participa en carácter de coautor. En el presente concurso, por suerte, muchos de los concursantes tienen  variadas y extensas publicaciones individuales y colectivas, por lo que este Consejero realizó una ponderación de acuerdo a la extensión (artículo o libro) y participación (autor, coautor, individual o colectiva) a la hora de asignar el puntaje, aplicando la razonabilidad propia que exige  esta etapa del concurso y logrando un equilibrio en la calificación de los concursantes.

 

Es por ello que conforme a lo expuesto se rechaza el planteo efectuado por el postulante, RATIFICANDOSE los 0,70 puntos otorgados oportunamente.

 

  1.  En cuanto al último reproche que se hace al voto de este Consejero, el impugnante expresa: “Con relación inc. f del art. 22 de la ley 2.533 que refiere el dictado de conferencias de la especialidad y presentación de trabajos y ponencias en jornadas o congreso profesionales, se otorgara hasta cinco (5) puntos, el Sr. Consejero ha asignado al suscripto un puntaje de 1,05. Si bien menciona los criterios utilizados para calidad dichos antecedentes, ha guardado para si un margen de discrecionalidad que entiendo respetuosamente, no se condice con la valoración que ameritan los antecedentes acreditados. La participación del suscripto en 13 eventos  de primer nivel en tal carácter, y en nueve (9) de ellos con alcance regional, compartiendo panel con expositores de alta calidad académica y reconocidos a nivel nacional, amerita y se peticiona, una calificación mayor en este rubro”

La ley 2533 en su Artículo 22 establece: Evaluación de antecedentes. Escala de puntajes. Orden de mérito. El Consejo de la Magistratura procederá a efectuar una evaluación integral de los antecedentes de cada uno de los postulantes, otorgando hasta un máximo de cuarenta (40) puntos. La evaluación se llevará a cabo teniendo en cuenta los siguientes criterios y puntajes: … e) Publicaciones jurídicas y de investigación en el ámbito internacional o nacional, hasta cinco (5) puntos…”

 

En este ítem este Consejero ha considerado lo siguiente: “ Se asignan hasta cinco (5) puntos a los postulantes que hubiesen brindado conferencias individuales relacionadas con la especialidad del cargo concursado; hasta cuatro (4) puntos a las ponencias o exposición de trabajos en jornadas, congresos, mesas redondas o disertaciones de tipo colectivas. Para los casos en que no tengan relación con el cargo, el puntaje máximo que se asigna será de cuatro o tres puntos, según se trate de una conferencia individual o colectiva y siempre que verse sobre temas jurídicos”

 

No se observa que este Consejero se haya apartado de la norma legal con el voto efectuado, por lo expuesto, la misma suerte correrá este agravio en la impugnación que se intenta, puesto que como se señaló anteriormente la valoración del puntaje en este ítem ha tenido en cuenta las conferencias, disertaciones y ponencias que tienen en su haber todos los concursantes. De hecho, es uno de los ítems donde la mayoría posee participación, debiendo este consejero equilibrar los puntajes mediante la aplicación de la razonabilidad en la ponderación de cada uno de las conferencias acreditadas. En tal sentido, y por las razones expuestas, se ratifica el puntaje asignado en este ítem.

 

 

Es por ello que conforme a lo expuesto se rechaza el planteo efectuado por el postulante, RATIFICANDOSE los 1,05 puntos otorgados oportunamente.

 

Finalmente, vale destacar que en su escrito impugnativo cursado a esta parte, el Dr. Trani ha cuestionado la calificación efectuada por la Dra. CERDA  en la valoración del art. 22 punto g), entendiendo el suscripto que debió tratarse de un error de tipeo por parte del impugnante. Razón por la cual no me explayare sobre el agravio en cuestión.

 

CONCLUSIÓN:

De acuerdo al planteo efectuado por el postulante tanto en lo referente a artículo 22 inc. b, e y f), y después de un pormenorizado análisis de lo cuestionado, se resuelve RECHAZAR en todos sus términos la presentación del postulante, ratificando los puntajes otorgados oportunamente”.-

 

Que, por su parte, la Consejera Béttiga, dice textualmente: “Vista la impugnación presentada por el postulante Dr. Luis Pablo Trani, a través de la cual manifiesta:

 

1- Que con relación al Inciso “F” -artículo 22 de la Ley 2533-, expone que se ha soslayado valorar la importancia los antecedentes acreditados, señalando asimismo que su participación en13 eventos -en 9 de ellos como disertante o expositor- ameritaba una mayor calificación en dicho acápite, dada la jerarquía de éstos y la alta calidad académica de los mismos.-

 

“En tal sentido hago saber que estas circunstancias fueron estimadas y ponderadas al momento de calificar el suscripto al postulante, no escapándome en ningún momento del criterio esgrimido a los largo de todas mis evaluaciones precedentes.-

 

“Por lo expuesto, y en consideración a lo manifestado precedentemente, se ratifica la calificación otorgada en el inciso “F”.-

 

“2- Que con relación al Inciso “G” -artículo 22 de la Ley 2533-, el postulante impugna el hecho que no se haya ponderado la gran cantidad de cursos en la que el mismo ha participado, omitiéndose -a su criterio- el cursado integral de la Maestría en Derecho Procesal dictada en la Universidad de Rosario; como asimismo, la realización de un Seminario Iinternacional en Washington, Estados Unidos, todo lo que amerita, conforme su criterio, mayor un mayor puntaje para este apartado.-

 

“Al respecto, manifiesto que estas situaciones fueron evaluadas y ponderadas al momento de calificar el suscripto al postulante.-

 

“En consecuencia, y en virtud de lo referido anteriormente, se ratifica la calificación otorgada en el inciso “G”-

 

“3- En virtud de lo manifestado, y en consideración a lo exteriorizado precedentemente, se ratifica la calificación otorgada en los incisos “F” y”G”.-

 

Que, a su turno, el Consejero Moya, refiere que: “…   Por medio de la presente vengo a dar respuesta al traslado que se ha conferido de la impugnación formulada por el concursante Dr. Luis Pablo Trani, inscripto en el concurso referenciado. -

 

“ I-. Que el Dr. Trani concreta su impugnación en relación al suscripto objetando los puntajes que se le ha otorgado por el inciso a), b), y f) del artículo 22 de la ley 2533, considerando que corresponde uno mayor en cada uno de los ítems señalados.

 

“En cuanto al inciso a) que tiene que ver con la antigüedad, peticiona que revea mi criterio y eleve el puntaje otorgado por dicho rubro, en honor al merecido reconocimiento que amerita la labor judicial. Se le otorgo un puntaje final de 3,65 pts. Y he considerado todas las circunstancias que alega el impugnante, pero al respecto y tal como surge de mi informe de evaluación de antecedentes, con el fin de no quebrantar un mínimo principio de igualdad, criterio que he mantenido siguiendo el adoptado por las Presidencias anteriores, es que parto del de mayor antigüedad y desciendo proporcionalmente en un marco de equidad. Es así que, tomando el mayor puntaje, para el caso, el del Dr. Yeri con 34,08 por el que se le otorga el máximo permitido de 7, y llegando el del DR. Trani a 17.79, como se viene haciendo en todos los concursos, recurro a la regla de tres simples y así resulta que si 34,08 es igual a 7; 17,79 x 7 % 34,08= 3,65, que es el puntaje que coincide a la impugnante y que ratifico por las razones señaladas.

 

“En cuanto a lo relacionado con el puntaje que otorgué por la Maestría en Magistratura y Derecho Judicial – 3 puntos según inciso b) del artículo 22 de la ley 2533-, solicitando un puntaje mayor dentro de los márgenes de mínimo y máximo que describo en mi informe de evaluación. Quiero aclarar que este Consejero mantendrá al igual que las Presidencias anteriores, una línea de respeto y coherencia con cada uno de los postulantes habiendo determinado un criterio que es el que aplico con respecto al Dr. Trani, motivo por el cual y para no quebrantar ese principio es que ratifico el puntaje oportunamente acordado por entender que es justo y razonable.

 

“Con referencia al inciso f), en el cual solicita se le otorgue un mayor puntaje. Este Consejero mantendrá los criterios del puntaje asignado que concuerda con el criterio que se viene manteniendo, ratificando el puntaje asignado.

 

“Por todo lo expuesto, solicito se dé por contestadas y cumplidas la respuesta a la impugnación”.

 

Que, por su parte, la Consejera Cerda, responde en lo siguientes términos: “... En la impugnación el Dr. Trani solicita se examine la puntuación efectuada en el punto e), f) y g), solicitándose se eleve el puntaje asignado.

 

“Se hace saber al postulante que en la evaluación de antecedentes se consideró el alcance, relación, rigor científico, todos estos parámetros fueron considerados por la suscripta en el momento del examen y evaluación de la documentación acompañada. Por tal razón, se mantiene el puntaje asignado en cada uno de los incisos impugnados por el Dr. Trani.-                

 

Por todo lo expuesto, y en consideración a lo manifestado rechazo la argumentación plasmada por la postulante Dr. Luis Pablo Trani en su escrito de Impugnación.-

 

Que, a su vez, la Consejera Vega, responde textualmente que: “

Que atenta la impugnación formulada por el postulante Dr. Trani Luis Pablo en el Concurso Nro. 142 y luego de analizado el puntaje otorgado al mismo en el acápite a) del artículo 22 de la Ley de trato, la suscripta ha advertido que existió un error involuntario en dicha calificación siendo que en lugar de 3,89 puntos debió consignarse 7 puntos, por lo cual le hago lugar al planteo formulado por el postulante y debe consignársele como nuevo puntaje en el inciso a) de 7 puntos, quedando el mismo de esta forma:

 

 

a)    7 Ptos.

b)    4 Ptos.

c)    0 Ptos.

d)    0 Ptos.

e)    1 Ptos.

f)     1,02 Ptos.

g)    3 Ptos.

Total: 16,02 Ptos.

                     

 

Que, por último, el Consejero Sagaseta, responde en los siguientes términos:“…Que vengo por el presente a contestar en tiempo y forma la impugnación formulada por el concursante Dr. LUIS PABLO TRANI, para cubrir un cargo de Juez de Cámara Civil, Comercial, de Minería y Familia de la I Circunscripción.

 

“Que habiendo revisado el voto y analizado la impugnación impetrada por el postulante, adelanto que hare lugar de manera parcial a la misma.

 

“Con respecto al inc B) se ratifica la nota otorgada, dado que fue correctamente puntuada la Maestría en Derecho y Magistratura Judicial, en la Universidad Austral. De igual manera al inc E) y F) del Art. 22 de la Ley 2533.

 

“En relación al G) de la mencionada normativa y habiendo revisado dicho inciso nuevamente hare lugar a la impugnación presentada por el concursante. RECTIFICANDO el puntaje otorgándole al inciso G un puntaje de dos puntos con cincuenta centésimas más. (2.50). El puntaje final del inciso G ascendería a dos puntos con sesenta y cinco centésimos. (2.65)

 

“De todos modo es oportuno aclarar que conforme la posición adoptada por este Consejero al haber 73 puntos que califican solo idoneidades académicas, por sobre las específicamente judiciales, he sido cauto en otorgar puntajes elevados en estos ítems ya que se podría indirectamente promocionar la actividad académica por sobre el trabajo judicial o la formación personal, convirtiendo al funcionario del Poder Judicial solo en un retenedor y decidor de la ley escrita.

 

“Por los motivos expuesto se rechaza la impugnación realizada a los incisos B, E y F del Art. 22 de la Ley 2533 haciendo lugar sólo al inciso G de la respectiva norma. Por lo cual la nota RECTIFICADA, a dicho postulante por este Consejero es de 10.35 puntos”.

 

En consecuencia,

 

EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN RESUELVE:

 

Artículo 1º: HACER PARCIALMENTE LUGAR a la impugnación deducida por el postulante Luis Pablo Trani contra la Etapa de Antecedentes del Concurso Público Nº 142, sólo en lo que refiere a la calificación otorgada por la Consejera Vega al inciso a) del artículo 22 de la Ley 2533; adicionándosele tres puntos y once centésimos (3,11); donde dice “inc. a) 3,89”; debe leerse “inc. a) 7 puntos”; y en lo pertinente al puntaje asignado por el Consejero Sagaseta, al inc. g); incrementándolo en dos puntos y cincuenta centésimos; donde dice “inc.g) 0,15”, debe leerse “inc. g) 2,65”; rechazando la impugnación en todo lo demás.-

 

Artículo 2º: REGÍSTRESE. Notifíquese por cédula al interesado.