El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

RESOLUCIÓN Nº 024/17.-

RESOLUCIÓN Nº 024/17.-

 

 

Neuquén, 26 de Septiembre de 2017.-

 

 

VISTO:

Los autos: “Consejo de la Magistratura s/ llamado a concurso para cubrir un cargo (1) de Defensor Adjunto – Categoría MF4- para la Defensoría del Niño y Adolescente, con asiento de funciones en la V Circunscripción Judicial, (Concurso Público Nro. 133) y,

 

 

CONSIDERANDO:

 

Que con fecha 18/09/17 la Dra. Marina Ayelén Renteria, interpone impugnación contra las calificaciones que a su respecto efectuara el Jurado interviniente en la etapa técnica del Concurso citado en el visto, la cual obra agrega a fs. 220/224 de dichas actuaciones.

 

Que conforme surge de las constancias de notificación agregadas en el expediente, dicha impugnación ha sido presentada en término, por lo que procede considerarla admisible, resolviendo el fondo de las cuestiones planteadas.-

 

Que vencido el plazo reglamentario se corrió traslado al Jurado interviniente de la impugnación impetrada por el citado postulante contra la etapa de evaluación técnica.-

 

Que, en fecha 22/09/17, ingresa respuesta al traslado conferido, confeccionado en forma consensuada por los miembros del Jurado.-

 

Que, el referido informe, reza textualmente: “Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. y por su intermedio al Consejo a fin de dar respuesta a la impugnación al concurso 132/133 efectuada por la postulante Marina Ayelén RENTERIA. En principio cabe señalar que el Jurado ratifica la directiva que señala la impugnante  fuera expresada de viva voz por el Dr. Pedro Di Lella, única  fuera de la expresada en el escrito que era  que los postulantes se colocaran en el rol de la función para la que concursaban. Es exacto que no hubo indicación de baremos de corrección porque el Jurado entendió que el caso y las consignas escritas eran suficientes. Con respecto al examen escrito. En cuanto al caso civil  si bien es cierto que se mencionan otros artículos además del indicado en la corrección no se advierte porque serían aplicables al caso, incluso en la cita del art. 709 que se destaca como relevante no se dice como y de que forma  debe aplicarse al caso. A renglón seguido el examen hace una mención a que deben aplicarse al caso las diferentes leyes que cita sin indicar cual o cuales de sus artículos son aplicables al caso concreto sin mencionarse siquiera normas convencionales ni  el artículo 18 de la Convención de Derechos del Niño a mas de otros aplicables. Lo expuesto no explica así, ni mínimamente, la solución que propone para el caso, de proceder a la institucionalización de los niños que es violatoria entre otros del citado artículo 18 de la Convención, del principio de que debe privilegiarse la permanencia del niño en su familia de origen debiendo agotarse previamente las posibilidades de permanencia en la familia de origen (entre otros inc. C del art. 595, 607 inc. a y c Código Civil y Comercial ). El Defensor no debió, en este caso concreto donde se plantea con toda evidencia que son las carencias económicas la que llevan al progenitor a desprenderse de sus hijos ,  dar su conformidad con la disgregación familiar, y menos sin adoptar medida alguna para preservar el vínculo. Las demás medidas recomendadas si bien tienen por objeto proteger el alojamiento de los niños y la defensa legal del padre, en ningún caso apuntan siquiera a que la medida adoptada sea meramente transitoria  buscando la forma en que la errada aceptación del criterio de separar a los niños de su padre, se vea paliada a la mayor brevedad y reitero, sin siquiera considerar que todo ello se propugna al margen de todo cuidado  respecto de la conservación del sólido vínculo paterno filial que el caso explicita, por ello fueron consideradas inadecuadas por este jurado. CASO PENAL. En primer lugar habré de señalar que la propia impugnante destaca en su argumentación que el primer párrafo del Art. 29 del Reglamento de Concursos Públicos de Antecedentes y Oposición (Pautas valorativas) señala como hechos a tener en cuenta al valorar los exámenes “consistencia jurídica, lógica y táctica de la solución propuesta, la pertinencia y el rigor de los fundamentos y la corrección del lenguaje utilizado”.- (Ver solicitud de reconsideración específica). Ahora bien, al impugnar su evaluación, la concursante reconoce los errores cometidos. Así por ejemplo en las consideraciones generales realizados al Caso Penal, dice que “…se impugnó (erráticamente) …” y que “…el objetivo de la oposición y la impugnación es el mismo…” , proponiendo que rectificaría  y reformularía la impugnación por una oposición cuando el juez actuante le señalara que el recurso propuesto no es pertinente. En consecuencia, del propio reconocimiento de la impugnante surge que su examen en el Caso Penal carece de consistencia jurídica y es incorrecto el lenguaje utilizado, pudiendo agregar que nadie puede alegar su propia torpeza. Por todo ello, los argumentos esgrimidos no alcanzan para conmover los fundamentos utilizados al valorizar su examen. EXAMEN ORAL. La impugnante alega que la elección del nombre del tema tal vez fue un error,  pero este jurado no cuestionó el nombre dado a la exposición sino  a que se hizo referencia a salud mental pero la exposición se limitó a adicciones, y asimismo que se hizo una mención a que había que diferenciar entre adiciones y vicio, pero no se expuso cual sería en opinión de la postulante la diferencia entre unas y  otros. La escucha del examen oral permite advertir que no hay claridad en la exposición. La mención a la utilización de experiencias propias o de amistades no tuvo por parte del Jurado mas objeto que señalar que su comprobación era imposible. A eso se suma que la pregunta sobre el tema de la internación fue clara y no se contestó adecuadamente aún cuando la postulante intentó a posteriori atribuirlo a una confusión que no explica adecuadamente. La respuesta de cual es el régimen de cuidado personal que la ley indica como preferente no fue contestada en ningún momento de su exposición. Tampoco pudo contestar la la pregunta referida a las causas de privación de la responsabilidad parental. Por los motivos expuestos este Jurado considera que no existen motivos para apartarse del criterio calificador y de la nota que merecieran ambos exámenes. Sin otro particular saludamos a Ud. muy atentamente”. DRES. PEDRO DI LELLA Y JOSE LUIS ESPINAR.

 

Que, en Sesión ordinaria del día de la fecha, plasmada en Acta N° 042/17 se tomó conocimiento de la decisión del Jurado, teniendo por contestado el traslado conferido.-

 

Por ello,

 

 

EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN RESUELVE:

 

 

Artículo 1º: RECHAZAR la impugnación deducida por la postulante Marina Ayelén Renteríacontra la etapa de evaluación técnica del Concurso Público Nro. 133, ratificándose las notas asignadas oportunamente.

 

Artículo 2º: REGÍSTRESE. Notifíquese por cédula a la interesada.