El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

RESOLUCIÓN Nº016/17.-

RESOLUCIÓN Nº016/17.-

 

 

Neuquén, 27 de junio de 2017.-

 

 

VISTO:

 

Los autos caratulados: “Consejo de la Magistratura de la Provincia del Neuquén s/ llamada a Concurso Público para cubrir dos cargos (2) de Defensor Oficial Civil para las Defensorías Públicas N° 2 y 3, de la I Circunscripción Judicial, con asiento de funciones en la ciudad de Neuquén”. Concurso Público N° 129, y

 

 

CONSIDERANDO:

 

Que a fs. 225/226, 227/227 vta., 228/232 y 247/248 vta., las Dras. Patricia Laura Chena, Pamela Soledad Canales, Cyntia Karina Fantusatti y Silvia Alejandra Campos interponen, respectivamente, impugnación contra las calificaciones que a su respecto efectuara el Jurado interviniente en la etapa técnica de los Concursos citados en el visto.

 

Que conforme surge de las constancias de notificación agregadas en las actuaciones, dichas impugnaciones han sido presentadas en término, por lo que procede considerarlas admisibles, resolviendo el fondo de las cuestiones planteadas.-

 

Que vencido el plazo reglamentario se corrió traslado al Jurado interviniente de las impugnaciones impetradas por las citadas postulantes contra la etapa de evaluación técnica.-

 

Que, en fecha 27/06/17, ingresa respuesta a los traslados conferidos, confeccionado en forma consensuada por los miembros del Jurado.-

 

Que, el referido informe, reza textualmente: “…Tenemos el agrado de dirigirnos al señor Presidente, en nuestro carácter de Jurado Académico Titular y Jurado Titular por el Ministerio Público, oportunamente designados para actuar en el marco del Concurso Público N° 129 del Consejo de la Magistratura que Ud., dignamente, preside a los fines de contestar, en legal tiempo y forma, el traslado que nos fuera conferido, de las impugnaciones realizadas respecto de la notas asignada por los suscriptos, en los exámenes escrito y oral, rendidos por la Dras. PATRICIA LAURA CHENA y CYNTIA KARINA FANTUSATTI y, oral, rendidos por las Dras. PAMELA SOLEDAD CANALES y SILVIA ALEJANDRA CAMPOS en el marco del concurso de marras. En directa relación con lo manifestado precedentemente, se abordan los fundamentos de las impugnaciones siguiendo el orden citado precedentemente y, las fojas del expediente respectivo. Antes de entrar a considerar cada caso en particular, quisiéramos hacer una consideración que resulta aplicable a todas las impugnaciones atento a que nos referiremos a un argumento que se repite en casi todos ellos, con excepción del de la postulante Dra. Chena.Los demás impugnantes invocan, con palabras similares, el argumento que, por no haber señalado el Jurado la existencia de un “error concreto” o alguna “equivocación explícita” en las respuestas o en el desarrollo de su tema, debería habérseles aplicado, casi de forma automática, los veinte (20) puntos que, como calificación máxima, prevé el régimen de Concursos para evaluar las presentaciones. Al ser los veinte (20) puntos previstos por la normativa la máxima calificación aplicable, académicamente obtener esa nota es el equivalente a merecer un diez (10). El diez (10) en todos los sistemas de calificación de las universidades es considerada como la nota aplicable a una exposición oral o un trabajo escrito excepcional, sobresaliente, que resulta diferenciado de la media de los exámenes y que merece ser muy especialmente destacado. Por lo tanto, equivocan los postulantes que impugnan al considerar que la mención de este jurado de descripciones del tipo de: ¨presentación adecuada”, “buen estilo de redacción jurídica”, “demanda correctamente resuelta”, o “respondió con solvencia las preguntas”, etc., implican, per sé, la obtención de la máxima calificación posible. Demás está decir que, de haberse dado el caso de exámenes notables, el diez (es decir, el veinte en este caso) hubiera sido adjudicado sin hesitación alguna. Adviértase que si bien no se calificó con veinte puntos ningún examen, las notas de los impugnantes fueron elevadas y en todo momento el Jurado se preocupó especialmente de considerar unas respecto de las otras ya que, al tratarse de una competencia entre postulantes, el criterio fue de evaluar unas calificaciones en relación con las restantes. Nos referiremos ahora a cada una de las impugnaciones. LA DRA. PATRICIA LAURA CHENA, impugna, mediante su libelo de fs. 225/226 la nota otorgada por los suscriptos en las correcciones efectuadas a sus exámenes escrito y oral. Respecto del examen escrito, comienza por realizar una crítica a la correción de su respuesta, al caso N° 1. Sin embargo, a criterio de los suscriptos se trata de una mera disconformidad con las conclusiones de este jurado, sin aportar ningún elemento concreto que nos pudiese autorizar a apartarnos del resultado primigenio. Así, reiteramos que la redacción es confusa una prueba de ello, la hallamos en el extraño pedido de exención de acompañar copias para traslado, sin citar el artículo, en que la misma se funda, ni explicar cuál es la razón atendible para ello, cuestión directamente establecida en el artículo 121 del C.P.C.C. Asimismo; cuando señalamos que, no fundamenta el pedido ni, el monto de los alimentos nos referíamos no, al monto concreto que, la postulante, efectivamente incorpora a su petición sino, a la inexistencia de los recaudos exigidos por el artículo 638 del C.P.C.C. Esta ausencia, se torna en grave en una situación como la del caso planteado (filiación) pudiendo generar una dilación en el proceso o, directamente el rechazo de los alimentos provisorios; en exclusivo detrimento de los intereses de su representada. En relación a la corrección del caso N° 2; si bien es cierto que la consigna apuntaba, claramente, a una demandda contra progenitor y abuelos paternos, no se restaron puntos por la circunstancia de haber demandado sólo a los abuelos, por el contrario se señaló que, la postulante citó artículos del C.P.C.C.N. En lugar de hacerlo con los artículos del catálogo adjetivo provincial y, se destacó la ausencia de remisión al artículo 639 del mismo. Sobre estos tópicos la recurrente, nada agrega que permita modificar la nota oportunamente asignada. En lo que respecta al caso N° 3; la presentante se limita a repetir que, en su libelo, explicó que resultaba ser la hermana de la presunta incapaz, para sustentar su legitimación activa, sin mencionar el artículo 33 del Código Civil. Respecto de la medida cautelar entendemos, contrariamente a lo esgrimido por la recurrente, que su necesidad surgía claramente de la consigna del caso, cuando explicitaba la absoluta falta de ingresos y cobertura social de la presunta incapaz. Seguidamente realiza una escueta y, dogmática, queja respecto de la nota asignada en el examen oral, sin aportar, nuevamente, ningún elemento objetivo que permita modificar la nota toda vez que, los elementos señalados en el recurso fueron tenidos en cuenta al momento de realizar la corrección original, por lo que se impone confirmar la misma. Por todo lo expuesto, los suscriptos entienden que no corresponde hacer lugar, a la impugnación formulada por la Dra. PATRICIA LAURA CHENA, respecto de la notas asignadas en los exámenes escrito y oral; y, en consecuencia, RATIFICAN las mismas. LA DRA. CYNTIA KARINA FANTUSATTI, impugna, mediante su libelo de fs. 228/232 la nota otorgada por los suscriptos en las correcciones efectuadas a sus exámenes escrito y oral. Respecto del examen escrito, la recurrente, se limita a reiterar las consideraciones emitidas por los suscriptos al momento de realizar la evaluación correspondiente pero, no agrega ningún elemento objetivo que permita considerar el cambio en la nota asignada. La concursante explica que, la falta de observaciones a su examen escrito, en las cuales se señalasen errores u, omisiones obliga sin más, al jurado a otorgar la nota máxima a la postulante, es decir, los veinte puntos previstos. Este razonamiento, como ya se explicó de forma genérica al comienzo de esta presentaciónno resiste el menor análisis, porque, la nota otorgada al corregir un examen debe considerarse como el resultado de la valoración de todos los elementos consignados por la postulante y, no, una mera operación aritmética cuyo resultado dependa de la ausencia de señalamiento de errores u omisiones. Ello, se halla previsto, claramente, en el artículo 29 del Reglamento de Concursos del Consejo de la Magistratura de la Provincia del Neuquén. No habiéndose arrimado ningún elemento conducente para modificar la nota asignada, la que resulta adecuada, para este tribunal, confirmamos la misma. Con relación, al examen oral; si bien es cierto que, este jurado cometió un error involuntario al transcribir el tema de exposición de esta postulante; no es menos cierto que no se trato de un error sustancial, toda vez que, los sistemas de apoyo para las personas con discapacidad apuntan, claramente, a suplir aquellas carencias que la misma pudiese detentar, a causa de su discapacidad, precisamente en la toma de decisiones respecto circunstancias de la vida en las que deba expresar su voluntad. Tal lo establecido por el artículo 32 del Código Civil. Es decir, dicho error material, no causó ningún impedimento ni llevó a error a este jurado al momento de evaluar. Respecto de la crítica concreta a la nota asignada, debemos remitirnos, en honor a la brevedad, a lo mencionado respecto al examen escrito y la forma de construir la calificación; así las cosas no habiéndose arrimado ningún elemento conducente para modificar la nota asignada, la que resulta adecuada, para este tribunal, confirmamos la misma. Por todo lo expuesto, los suscriptos entienden que no corresponde hacer lugar, a la impugnación formulada por la Dra. CYNTIA KARINA FANTUSATTI, respecto de la notas asignadas en los exámenes escrito y oral; y, en consecuencia, RATIFICAN las mismas. LA DRA. PAMELA SOLEDAD CANALES; impugna con su libelo de fs. 227 y vta., la nota otorgada por este Tribunal a su examen oral. Si bien realiza un relato pormenorizado de su exposición oral afirmando que, modestamente a su entender, su fluidez discursiva y la pertinencia de su vocabulario técnico debieron ser elementos de valoración insoslayable para el Jurado,los elementos por ella consignados, fueron adecuadamente merituados por los suscriptos al momento de otorgar la nota, todo lo cual surge de la lectura del informe correspondiente, al que nos remitimos. Recordando lo manifestado, suficientemente, al momento de realizar la contestación a las impugnaciones precedentes, en lo que atañe a la forma de construcción lógica de la nota y, lo dispuesto al respecto por el artículo 29 del Reglamento de concursos; no advirtiéndose una crítica concreta ni, el señalar un error u omisión específico, que permita modificar la nota asignada, reiteramos la misma, en la convicción de ser correcta. Por todo lo expuesto, los suscriptos entienden que no corresponde hacer lugar, a la impugnación formulada por la Dra. PAMELA SOLEDAD CANALES, respecto de la nota asignada en el examen oral; y, en consecuencia, RATIFICAN la misma. LA DRA. SILVIA ALEJANDRA CAMPOS; impugna con su libelo de fs. 247/248 y vta., la nota otorgada por este Tribunal a su examen oral. La forma en la que esta planteada la presente inpugnación, obliga a realizar la siguiente precisión. Este Jurado decidió, a los fines de posibilitar una corrección igual para todos los postulantes y, en orden a lo establecido por el artículo 30 del reglamento de concursos, realizar las mismas preguntas para todos los postulantes. Dichas preguntas, versaban sobre cuatro temas; los que se hallan claramente consignados en el informe entregado oportunamente al Señor Presidente del Consejo de la Magistratura, al que nos remitimos brevitatis causae. Por lo expuesto precedentemente surge claramente y, como manda el Reglamento, que el examen oral se halla dividido en dos partes. En la primera, la postulante desarrolla el tema que ha elegido y, en la segunda, el Tribunal formula las preguntas que considere. Cabe aclarar, que ambas partes del examen son materia de evaluación. Todo lo explicado precedentemente no es ocioso toda vez, que la recurrente confunde la corrección realizada por los suscriptos. La señalada falta de precisión respecto de la intervención concreta, del defensor público, en el marco de la ley 2785 corresponde a su tema de exposición y, constituye una falla en el desarrollo del mismo, la que es reflejada en la nota final. La pregunta relacionada con el rol del defensor público en las internaciones involuntarias, corresponde a la segunda parte del examen oral, conforme fuera explicado. Dicha pregunta fue, correctamente respondida por la postulante, conforme surge del informe de marras. No advirtiéndose ningún error u omisión específico, que permita modificar la nota asignada, reiteramos la misma, en la convicción de ser correcta. Por todo lo expuesto, los suscriptos entienden que no corresponde hacer lugar, a la impugnación formulada por la Dra. SILVIA ALEJANDRA CAMPOS, respecto de la nota asignada en el examen oral; y, en consecuencia, RATIFICAN la misma. En razón de todas las consideraciones de hecho y derecho supra explicitadas, este Jurado desestima las impugnaciones realizadas y, confirma, todas las notas, oportunamente asignadas, en cuanto han sido materia de impugnación. Habiendo cumplido, en legal tiempo y forma con la carga impuesta a los suscriptos, por el artículo 32 del Reglamento de Concursos Públicos de Antecedentes y Oposición; siguiendo las expresas instrucciones oportunamente brindadas por funcionarios del Consejo de la Magistratura que Ud., preside, dejamos expresa constancia de haber consensuado el contenido del presente, entre ambos Jurados Titulares, vía correo electrónico y que haremos entrega de una copia en soporte papel, debidamente firmada por el Jurado Mariano Sebastián Álvarez. Saludamos al Sr. Presidente, con nuestra consideración más distinguida”.-

                        

Que, en Sesión ordinaria del día de la fecha, plasmada en Acta N° 029/17 se tomó conocimiento de la decisión del Jurado, teniendo por contestado los traslados conferidos.-

 

Por ello,

 

 

EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN RESUELVE:

 

 

Artículo 1º: RECHAZAR las impugnaciones deducidas por las postulantes Patricia Laura Chena, Cyntia Karina Fantusatti, Pamela Soledad Canales y Silvia Alejandra Campos, contra la etapa de evaluación técnica del Concurso Público Nro. 129 ratificándose las notas asignadas oportunamente.

 

Artículo 2º: REGÍSTRESE. Notifíquese por cédula a las interesadas.