El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ACORDADA Nº 062/17.-

ACORDADA Nº 062/17.-

 

 

En la ciudad de Neuquén, Capital de la Provincia del mismo nombre, República Argentina, a un día del mes de Agosto del año dos mil diecisiete, siendo las nueve horas, se reúne el Consejo de la Magistratura de la Provincia del Neuquén, con la presencia de los Consejeros OSCAR E. MASSEI, quien preside la Sesión, ROXANA CLAUDIA BETTIGA, MARIA ALEJANDRA CERDA, LUIS ANDRES SAGASETA, EDUARDO SEPÚLVEDA y CLAUDIA SILVINA VEGA y la Secretaria del Consejo ROMINA IRIGOIN, y

 

 

VISTO:

 

Los autos caratulados: “Consejo de la Magistratura de la Provincia del Neuquén s/ llamada a Concurso Público para cubrir dos (2) cargos de Juez Penal Integrantes del Colegio de Jueces –categoría MF-3- de la I Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de Neuquén, (Expte. 001-335/16- Concurso Público N° 124) y,

 

CONSIDERANDO:

 

Que mediante Acordada Nº 018/17, de fecha 28/03/17 (fs. 444/445) el Pleno aprobó el Orden de Mérito Definitivo, correspondiente al presente Concurso.-

 

Que, a posteriori, conforme lo dispuesto por el artículo 38 del Reglamento de Concursos Públicos, mediante Acordadas Nros. 022 y 023/17 (fs. 451/452) el Pleno procedió a designar –respectivamente- a los Dres. Gustavo Jorge Ravizzoli y Leticia María Flavia Lorenzo como jueces integrantes del Colegio de Jueces de la I Circunscripción Judicial, habiéndose remitido los respectivos pliegos a la Honorable Legislatura Provincial, mediante Notas Nros. 028 y 029/17, obrantes a fs. 458/459 del expediente del Visto.

 

Que mediante Nota N° 275 obrante a fs. 460 la Presidencia de la H. Legislatura comunica a este Consejo que ha prestado acuerdo legislativo para la designación del Dr. Gustavo Jorge Ravizzoli en el cargo referido.

 

Que mediante Nota N° 402 obrante a fs. 461, la Presidencia de la H. Legislatura comunica a este Consejo que no ha prestado acuerdo legislativo para la designación dela Dra. Leticia María Flavia Lorenzo en el cargo respectivo.

 

Que en igual sentido, a fs. 462 luce Oficio N° 1343-17 del Director de Gestión Humana del Poder Judicial de la Provincial, mediante el cual comunican dicha decisión legislativa.

 

Que en sesión ordinaria de fecha 01/08/17, plasmada en Acta 033/17, el Pleno se avocó a tratar la cuestión suscitada por la falta de acuerdo legislativo a la designación de la Dra. Lorenzo.

 

Que, en tal sentido, y abierto el debate, cinco Consejeros coincidieron en declarar parcialmente fracasado el concurso, ordenando se convoque a nuevo proceso destinado a iguales fines.

 

Que, el voto mayoritario propugnado por la Consejera Bettiga, al cual adhieren los Consejeros Cerda, Sepúlveda, Sagaseta y Vega, radica en que no debe proseguirse con el trámite concursal basados, en primer lugar, en las facultades que ostenta el Pleno, las cuales resultan suficientes para decidir en tal sentido, conforme al artículo 43 del Reglamento de Concursos; y en segundo lugar, que del análisis integral que se realiza ante cada designación, surge que la postulante que continúa en el orden de Mérito Definitivo ha sido cuestionada  al momento de realizarse las entrevistas personales,  por su proceder alejado de la buena fe que debe presumirse en quien se postula a una magistratura debiendo observar una conducta en consonancia con la honradez y rectitud, y en el caso de trato, la postulante favoreció de manera intencional a un postulante de su interés en otro concurso concurrente al presente y mantuvo su conducta luego de habérsele llamado la atención a este respecto, conforme consta en los audios publicados en el sitio web de este Consejo.-

 

 

ACORDADA Nº 062/17.-

 

  Que, como se ha dicho y escrito en la Mesa del Diálogo Argentino (2003), donde se resumen las exigencias que tiene la ciudadanía con respecto a las aptitudes y actitudes que deben presentar quienes integren el Poder Judicial, se ha escrito y resumido en cuatro idoneidades fundamentales e imprescindibles que delinean el perfil de un magistrado, dentro de las cuales se encuentra la ética.-

 

Que, estos Consejeros no pueden soslayar las actitudes contrarias a dicha idoneidad, que ha dejado traslucir la postulante en cuestión, concluyendo que la apartan del perfil perseguido para el cargo concursado.-

 

Que, en tal sentido, proponen declarar parcialmente fracasado el concurso y disponer una nueva convocatoria, no remitiéndose el pliego de la Dra. Ohman, ni de los sucesivos concursantes del orden de mérito.

 

Que constaen el expediente, dictamen N° 78, del asesor Jurídico del Consejo, en el que se comparte lo resuelto por la mayoría del Pleno.-

 

Que, adentrándonos al análisis de las facultades de este Consejo para no designar, y siguiendo lo dicho en casos similares,conforme prescribeel artículo 239 in fine de la Constitución Provincial“…Los demás jueces, fiscales y defensores son designados por el Consejo de la Magistratura con acuerdo de la Legislatura”, pudiendo interpretarse que también está habilitado para no designar.

 

Que, de esta forma, interpretar que el Pleno del Consejo debe siempre designar de manera ritual o mecánica a alguno de los participantes sin merituar antes si al interés público comprometido en las designaciones realmente conviene, resulta repugnante a la finalidad de dicha norma (y de la normativa dictada en consecuencia, entre ellas el citado Reglamento), ya que si siguiéramos a rajatablas este criterio podría darse pie a una imposición indirecta de un poder sobre otro de los dos comprometidos en el procedimiento concursal para designar jueces, fiscales y defensores por el mero expediente de rechazar a cada uno de los designados, hasta llegar al candidato que por razones eminentemente políticas se desee. Nada más lejos de la intención del constituyente.

 

Que, lo cierto es que la facultad de designar, entraña, cada vez que se ejerce, una ponderación de las circunstancias, en cada caso, y ante cada profesional pasible de ser designado.

 

Asimismo, que todo esto, se encuentra perfectamente habilitado desde la normativa ya que encaja dentro de las potestades tanto generales expresas, implícitas e inherentes que devienen en última instancia de la Constitución Provincial, como de las específica contempladas en el citado artículo 43 del RCPAO que establece que: “El pleno podrá declarar desierto el concurso de antecedentes y oposición o declarar fracasado el proceso por decisión debidamente fundada..” y que a la luz de esta cláusula y de lo dispuesto en el artículo 14 inciso 7 del RCPAO este tipo de decisiones no deberían ser tomadas como una sorpresa por los concursantes interesados, habida cuenta de que es un albur que deben conocer y aceptar desde el mismo momento de adherir a las condiciones en que se desarrolló el concurso.

 

Que, amén del claro respaldo que brinda la normativa vigente, lo que de por sí bastaría para sostener lo que propone se resuelva, resulta útil acudir a la jurisprudencia de este Cuerpo donde se ha resuelto en el mismo sentido en casos análogos (vgr. Concursos 64, 98).-

 

Que, siguiendo los antecedentes habidos en el tema, si se produce la denegación del Acuerdo legislativo, ello reactiva la competencia designatoria del Consejo de la Magistratura en plenitud. Y ésta puede manifestarse en dos sentidos: O designando al siguiente concursante de la lista o no designando a nadie más. Y en este caso la vía idónea contemplada por el Reglamento de Concurso es la declaración de fracaso del concurso. La falta de Acuerdo solo le impone al Consejo respetar el orden de mérito y de remitir al siguiente postulante de la lista (en realidad es remitir su pliego). Pero de ninguna manera le inhibe ejecutar la potestad inherente de resolver el concurso eliminándolo del sistema como mecanismo de contratación. Es decir: Si el Consejo resuelve designar, debe hacerlo conforme a la pauta de esta norma y no puede alterar el orden de mérito ni abstenerse de remitir el pliego respectivo. Pero si resuelve utilizar la potestad resolutoria, entonces esta obligación institucional no tiene lugar, determinando que el Pleno deba avocarse nuevamente a efectuar una reedición de la situación decisional previa a la primera designación y a considerar realmente si los que no ganaron el concurso deben o no ser designados. Porque a no dudarlo, remitir un nuevo pliego a la Legislatura presupone que antes haya necesariamente una nueva designación en los términos previstos en los arts. 21 inc. e) y 26 de la ley 2533. Que, como antes se ha afirmado, no se trata de realizar un mero trámite acudiendo a una especie de “banco de suplentes”, o de producir una actuación meramente administrativa o de rutina sino de volver a tomar decisiones de la más alta responsabilidad institucional, siendo una de las decisiones posibles no seguir enviando pliegos a la Legislatura, como ha sido en este caso. Esto se explica, en definitiva, porque toda designación significa ante todo volver a ponderar las circunstancias,y producir un verdadero acto institucional donde debe necesariamente darse una nueva consideración del interés público comprometido. En términos procedimentales significa retrotraer el estado del concurso a la situación que marca la ley 2533 cuando habla de la necesidad de realizar una evaluación general previa a la designación (art. 21 inc. e), lo que –de paso- prueba que los concursos no fenecen cuando se designa al ganador de un concurso sino cuando son declarados fracasados o cuando el designado (sea el primero o los sucesivos) toma finalmente posesión del cargo. Que lo afirmado se sustenta, ahondando en las razones que se exponen en los considerandos precedentes, en que entre el acuerdo legislativo y la formal asunción de la jurisdicción por parte de un juez o de un cargo por parte de un fiscal o de un defensor, todavía pueden suceder eventos que determinen que el Consejo de la Magistratura tenga que volver a actuar activando sus potestades de designación o resolución, siempre claro está ponderando el interés público comprometido.

 

Que, al margen de lo expuesto, corresponde mencionar el voto del Presidente, quien se manifiesta en disidencia, acompañando su postura por escrito, en favor de la designación de la Dra. Natalia Ohman y el envío del Pliego, tal como lo prescribe el artículo de 27 de la Ley 2533, y textualmente reza: “Que habiendo sido rechazada la designación por parte de este Cuerpo de la Dra. Leticia María Flavia Lorenzo, al no prestar la Honorable Legislatura el acuerdo previsto en el inciso 2) del artículo 251 de la constitución Provincial, corresponde remitir a la siguiente postulante de la lista respetando el orden del mérito definitivo –Concurso Público N° 124-, en un todo de acuerdo con lo dispuesto en el último párrafo del artículo 27 de la ley 2533. Que, si bien este Cuerpo vino sosteniendo en sus distintas composiciones diferentes posturas e interpretación sobre las normas antes aludidas, considero necesario e imprescindible dar prioridad en el resultado definitivo de la evaluación general las etapas de antecedentes y técnica, donde prima la mayor objetividad, y en el caso concreto el suscripto acompañó aquellas etapas con una evaluación importante en la entrevista personal de la postulante Dra. Natalia Ohman, quien continúa en el orden de mérito definitivo, sin que ello implique objetar la de mis colegas del cuerpo. Que, por las razones descriptas propongo se eleve a la Honorable Legislatura el pliego de la Dra. Natalia Ohman”. .

 

Que, en consecuencia, por mayoría y con fundamento en lo dispuesto en los artículos 249, 251 incisos 1 y 6 de la Constitución Provincial, los artículos 14, 17 y concordantes de la ley 2533 y por el artículo 43 del Reglamento de Concursos Públicos de Antecedentes y Oposición,

 

 

 

EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUEN ACUERDA:

 

 

 

Artículo 1º: DECLARAR PARCIALMENTE FRACASADO el Concurso Público Número Ciento Veinticuatro (124), de conformidad a lo dispuesto por el artículo 43 del Reglamento de Concursos Públicos de Antecedentes y Oposición, y en un todo de acuerdo a los considerandos que forman parte de la presente.

 

Artículo 2°: Instruir a la Prosecretaría de Evaluación y Selección a fin que elabore cronograma para realizar nueva convocatoria destinada a cubrir el cargo del presente Concurso que ha quedado vacante.

 

Artículo 3°: Regístrese y notifíquese a los concursantes.-